sábado, 30 de agosto de 2008

Vida es el esfuerzo de perfeccionar lo imperfecto


"La vida puede existir sólo si aún hay algo imperfecto que deba ser perfeccionado.
Vida es el esfuerzo de perfeccionar lo imperfecto.
Vida es la ambición de hacer hermoso lo feo.
Algo de imperfección es imprescindible para que exista la vida,
para que la vida siga creciendo y fluyendo".
Osho

viernes, 29 de agosto de 2008

Sé total y serás libre

"Haz algo totalmente, y no sólo estará acabado, tampoco guardarás un recuerdo psicológico de ello. Haz cualquier cosa de manera incompleta y se quedará contigo, se convierte en algo pendiente. La mente quiere continuar y completarla. La mente tiene la gran tentación de completar las cosas. Completa cualquier cosa, y la mente desaparece. Si sigues haciendo las cosas con totalidad, de repente un día descubres que no hay mente.

La mente es la acumulación de todas las acciones imcompletas del pasado. Querías amar a una mujer y no amaste; ahora la mujer se ha ido. Querías visitar a tu padre y ser perdonado por todas tus acciones que le hirieron; ahora él ha muerto.

Lo pendiente, lo inacabado, se quedará contigo como un fantasma. Ahora te sientes impotente, ¿qué hacer? ¿A quién acudir y cómo pedir perdón?...

Haz cualquier acción totalmente y quedarás libre de ella; no mires atrás, porque no hay nada que ver. No tienes asuntos inconclusos.

Simplemente vas hacia adelante. Tus ojos están limpios del pasado; tu visión no está nublada. En esa claridad, llegarás a conocer la realidad.

Estás tan preocupado... con todas tus acciones imcompletas, que eres como un basurero. Una cosa incompleta aquí, otra cosa incompleta allí....; nada está completo...

Sé total y serás libre".

Osho, Tantra. El camino de la aceptación
http://osho-maestro.blogspot.com/

Las curvas femeninas determinan la inteligencia de sus hijos

En realidad todo radica en los ácidos poliinsaturados que se encuentran en las caderas femeninas, haciendo así que el bebé se beneficie desde sus primeras etapas de gestación, es decir desde embrión, de estos contenidos que en realidad son de vital importancia para el desarrollo del cerebro de éste, lo que equivaldría a decir, su inteligencia.


De esta manera, el estudio hecho por las Universidades Norteamericanas de Pittsburgh (en Pensilvania) y California, reveló en su publicación en la revista oficial de la Evolution and Human Behaviour Society (Sociedad para la Evolución y el Comportamiento Humano) que mediante algunas pruebas de inteligencia hechas a los niños y niñas de diferentes mujeres, estos efectivamente mostraban diferentes niveles de inteligencia según las curvas que presentaba la madre.


De hecho en una población analizada de unas 16.000 mujeres y niñas, los resultados le daban un amplio margen a las mujeres con caderas anchas y cintura estrecha puesto que sus hijos al enfrentarse a diferentes pruebas cognitivas resultaban tener un cociente mucho mayor que los hijos de madres con caderas muy estrechas.


Así, los científicos Lassek, de la Universidad de Pittsburgh, y Steven Gaulin, de California, dijeron que existe un beneficio de los fetos por parte de los ácidos de las grasas poliinsaturadas haciendo que esto se traduzca en un mejor nivel de inteligencia, de otro lado, cuando existe una carencia de estos ácidos grasos, el feto sufre esta menor cantidad de nutrientes y por tanto, baja su rendimiento a nivel intelectual; además también pone de manifiesto que en madres adolescentes estos ácidos no están completamente desarrollados, por lo que también sería un impedimento para tener bebes más listos.


Los científicos concluyeron que estos estudios también podrían determinar el por qué los hombres aún siguen prefiriendo a mujeres con curvas antes que a mujeres estrechas. Ya que si bien la moda de hoy en día consiste en mostrar en las más famosas pasarelas a mujeres muy delgadas (casi emulando a cuerpos cadavéricos) como símbolos de la perfección femenina, son los hombres los que siguen prefiriendo cuerpos como los de Sofía Loren o Mónica Belluci, mujeres que han pasado a la historia como símbolos de la belleza femenina, y todo gracias a sus curvas muy pronunciadas.



No cabe duda que este estudio también podría desafiar los pensamientos de muchas mujeres que padecen enfermedades como la bulimia o la anorexia. Dichas enfermedades parten de un pensamiento colectivo en donde la preferencia de la mujer es estar delgadísima para sentir que puede ser aceptada tanto a nivel social como amoroso, lo que implicaría necesariamente pensar que un hombre no se podría fijar en una mujer con curvas.


Además, cabe aclarar que para muchas mujeres la palabra “curvas” significa tener una complexión gorda u obesa y esto no es así. Como ya he dicho famosas mujeres actrices de cine, han sido catalogadas como las más bellas del mundo por diferentes generaciones de hombres, debido sobre todo a sus caderas y a un cuerpo con unas curvas muy evidentes y, por tanto, apreciables y envidiadas por muchas otras mujeres.


Así, no debe pensarse que para salir embarazada una mujer deba estar subida de peso, lo que sí ocurre es que lass mujeres con un ligero sobrepeso suelen tener mayor facilidad para ser madres que las muy delgadas.  Pero cuidado, cualquier gestante que presente un peso mayor a su peso ideal, estará en riesgo de desarrollar algunos problemas durante el embarazo tanto para ella como para el bebé. En realidad, lo que no debe pensarse más bien, es que no se debe perder peso de tal manera que el cuerpo quede sin nutrientes (sobre todo a nivel de las caderas) como por ejemplo estos ácidos grasos poliinsaturados que hacen que los bebes puedan desarrollar problemas cognitivos. Una mujer con curvas quiere decir una mujer con un “cuerpo de reloj de arena”, lo que significa una mujer que puede tener su peso ideal o ser delgada, pero poseer unas caderas más anchas que la cintura, es decir en una proporción que debería oscilar entre 0,6 y 0,7.


De otro lado, es importante destacar que con una alimentación correcta durante el embarazo, tanto la madre como el niño podrán gozar de buena salud tanto durante la gestación como después de esta, lo que equivale a decir durante el periodo de lactancia del bebé, y la madre recuperará antes su figura. De hecho, hasta nuestros días, el hecho de que una mujer fuera curvilínea se había asociado a la posibilidad de que tenga una mayor capacidad de ser fértil, además de una mejor predisposición para dar a luz y además, una mejor calidad y esperanza de vida.


Finalmente, sólo me queda comentar que tal vez sea este tipo de estudios los que den las pautas sobre la alimentación de la mujer durante diferentes etapas de su vida, en vez de que estas se sigan dejándose llevar por las falsas tendencias que se imponen como símbolos máximos de la belleza de nuestra época, sin tener ningún escrúpulo acerca de la salud de estas mujeres.




jueves, 28 de agosto de 2008

El sexo en la antigua Mesopotamia

En artículos anteriores de nuestro sitio, hemos descrito algunas prácticas sexuales bajo el rótulo de Sexo Underworld, denominación que elegimos pues son prácticas que no son precisamente masivas y que no se anuncian con bombos o platillos y que, por supuesto, causan cierto escozor cuando son trasladadas como tema de conversación a una reunión o sobremesa de personas comunes. Ciertamente, los tabúes sexuales se ciernen desde hace cientos de años en que son comenzados a ver como algo prohibido que debía mantenerse oculto de la superficie de la retórica. Pero hubo un tiempo al que la ley de la relatividad Einstein alcanzó y lo que ahora es Sexo Underworld era perfectamente normal y una escena más de la vida común y rutinaria. Quizá uno de los casos más saltantes a este respecto lo encontramos en el próximo oriente, específicamente en la región de la Mesopotamia, donde el sexo se vivía sin tapujos y más bien gozaba de un constante aliento para su práctica y no decimos en el hogar sino elevado a la atmósfera de un templo, como un ritual bien establecido y cuyo objetivo básico era el mero placer, relegando a la procreación a un segundo plano.



Imagen tomada de Flickr por jrffotos


Al mencionar esta región, básicamente hacemos referencia a las culturas Sumeria y Babilónica que se asentaron alrededor de lo que hoy es Irak. En aquellos tiempos, el sexo se practicaba dentro del templo. Allí se encontraban las sacerdotisas de la diosa Belit-Ishtar y totalmente a disposición de los fieles. Hablamos de cientos de personas que se congregaban para tener sexo. Los fieles se encontraban en la capacidad de acercarse a la mujer que quisieran y establecer los primeros vínculos para sembrar en ellas el deseo y en minutos pasar a la –imagino- frenética cópula.



Haciendo el paralelo con las prácticas de hoy, podríamos establecer un símil con lo que hacen los swingers, los cuáles se reúnen en clubes en donde cada uno elige libremente con quién desea tener sexo. En este contexto no reina la prepotencia sino más bien la convicción y la apertura mental, lo cual es básico para disfrutar del sexo en plenitud. El intercambio de parejas es fomentado y se busca que elevar el sexo a un status de cuasi veneración. Ciertamente, las culturas asentadas en la Mesopotamia, creían que el sexo, era la manera más eficaz de situarse cerca de los dioses, siendo el momento clave de este método, el orgasmo.


Otra costumbre de los babilonios, era reunir a todas las mujeres casaderas desnudas, en una plaza del pueblo y ponerlas en subasta. En efecto, en medio de esta práctica, los hombres que se congregaban en dicha plaza, podían “catar” las mujeres antes de empezar a pujar en la subasta. Todo con dinero de por medio, por supuesto. Nuevamente vemos que aquí los tabúes desparecen y la “cata” se efectuaba allí mismo, en plena plaza, y a vista y paciencia de los demás participantes de la subasta que a su vez podían observar el desempeño de estas mujeres y decidirse a participar en su puja. Ciertamente se daban algunas situaciones durante esta práctica que podríamos comparar con lo que hoy se hace en los llamados Gangbang. Efectivamente, sucedía que a veces, una de las mujeres despertaba el deseo de más de un potencial comprador y más de un babilonio deseaba “catarla”. Era entonces que cada hombre, por turno, debía copular con esta única mujer. En este punto ya se puede pensar que el machismo dictaba entre los babilonios.



Imagen tomada de Flickr por Seriykotik1970


Pero lo interesante de esta cultura, era que el dinero que recaudaban durante estas subastas, estaba destinado a engrosar la dote de las mujeres menos agraciadas del pueblo para que no quedaran solteras de por vida. Y todo pasaba por el filtro del sexo en comunidad. Otra práctica sobre la que se puede establecer un símil con la cultura swinger actual, es la que le permitía a los hombres de Babilonia, ofrecer a sus esposas como parte de pago por algún préstamo. Ciertamente, el machismo estaba desterrado porque no es fácil para un hombre acceder a estas concesiones. Pero la mujer también es utilizada como instrumento civilizador. Según la leyenda de Gilgamesh e Enkidu. El primero –hombre civilizado-, envía al segundo –hombre salvaje- una prostituta para que lo civilice. Se logra el cometido y ambos pelean pero terminan haciéndose amigos. La mujer fungió como ente civilizador y a la vez como dadora de placer. A su vez, actúa como mediadora entre el hombre e Ishtar, la divinidad que fertiliza la naturaleza. En tal sentido, sería estrecho mirar a la mujer como objeto y sería amplio advertirla como la que domina los impulsos primitivos, calma las pasiones y enseña el camino a la vida civilizada.




miércoles, 27 de agosto de 2008

No hay separación entre el amor divino y el amor humano

"El sexo y la superconciencia son la misma energía. La serpiente y el salvador no son dos. Hay un vínculo entre lo más alto y lo más bajo. Hay una secuencia que conduce de uno a otro: un camino de vida, un camino de amor, natural e inevitable como la forma en que crece un árbol.

¿Has visto alguna vez crecer a un árbol, cómo busca a tientas y crece hacia arriba...? ¿Qué método sigue? De la semilla surge el brote, y después, poco a poco, empieza a crecer hacia arriba. Viene de lo profundo de la tierra, y entonces empieza a elevarse hacia el cielo, de la raíz al tronco, y la rama y la hoja y la flor y el fruto... Esto es lo que ocurre también con tu árbol de la vida.

No hay distinción entre lo sagrado y lo profano.

No hay separación entre el amor divino y el amor humano, palabra de cuatro letras. Es una continuidad. Tu amor y el amor divino son dos extremos del mismo fenómeno, de la misma energía. Tu amor está demasiado embarrado, cierto; demasiado lleno de muchas otras cosas como odio, ira, celos y posesividad, cierto. Pero sigue siendo oro
-mezclado con barro-, sigue siendo oro. Tienes que pasar a través del fuego, y todo lo que no sea oro se irá, y sólo quedará el oro.

Acéptate, porque sólo mediante la aceptación, es posible la transformación. Si empiezas a sentirte culpable, te volverás represivo".

Osho, Tantra. El camino de la aceptación
http://osho-maestro.blogspot.com/

Juguetes eróticos tecnológicos para ellas

En lo que respecta al erotismo no hay poco que decir, sino que, más bien, el tema es totalmente inagotable como también lo es la diversidad de maneras en que los seres humanos encontramos placer. Por tanto el tema de los juguetes eróticos siempre dará que hablar, sobre todo en estos tiempos donde la tecnología es quien marca la pauta en cada una de las esferas sociales, laborales, políticas y económicas.


Así, los avances culturales y el hecho que la mujer goce de una mayor libertad sexual se han visto reflejados en la industria sexual, puesto que hoy en día las mujeres no deben ruborizarse para comprar preservativos, un vibrador, o cualquier objeto que esté designado como parte de esta industria.


De hecho, en la actualidad existen diferentes formas y modelos de vibradores, es decir vibradores de alta tecnología, con diferentes formas y tamaños que emulan a la perfección al miembro masculino y que, inclusive, con una mayor potencia, están destinados a satisfacer a las ocupadísimas mujeres de hoy.


la marca holandesa, Natural contours, ha desarrollado una lista especializada en vibradores de tecnología punta, los cuales están hechos por mujeres para mujeres. Esto equivale a decir que la mano de obra masculina ha quedado atrás para la fabricación de estos productos femeninos, los que usualmente tendían a ser pensados desde una naturaleza opuesta a la que iba dirigido dicho producto. De esta manera, Natural contours ha logrado estimular hasta los lugares menos accesibles del cuerpo femenino, haciéndose rápidamente conocido en el medio y por tanto, muy bien reconocido por las mujeres.



Pesa Kegel energie: este es uno de los vibradores que sirve para poder ejercitar los músculos pélvicos; sobre todo cuando las mujeres se hayan en etapa de gestación y no desean perder orina. De otro lado, también es muy solicitado por aquellas mujeres que desean ejercitar los músculos de la vagina, logrando así una mejor satisfacción tanto de la pareja como de una misma.


Ultime: este es uno de lo vibradores más potentes que existen puesto que su diseño está hecho para estimular tanto el clítoris como el punto G. Esto se debe a sus motores que son muy potentes y también a su forma bastante innovadora. De otro lado, también es muy efectivo para ayudar a tonificar los músculos de la parte interna que se encuentran en la parte del área vaginal.


Superbe: no solo presenta un diseño ergonómico el cual se adapta de manera totalmente adecuada al suelo femenino, sino que también está hecho para que se puedan tensar los músculos cansados.


Las bolas chinas: quién no recuerda las famosas bolas producto de esta milenaria cultura. Si bien en los inicios de su popularidad tenían la función de mejorar la elasticidad y también la tonicidad de las paredes tanto vaginales como también anales para que la mujer alcanzara un mayor desenvolvimiento y control de sus músculos al momento de tener relaciones sexuales; hoy en día, y al mismo tiempo que la tecnología avanza, la industria de los juguetes sexuales toma diferentes dimensiones por lo que ahora estas bola se usan como base para diferentes juguetes estimulantes femeninos.


Así, en sus inicios las bolas eran fabricadas de caucho o plástico y unidas por cordones de diferentes tamaños ya que esto dependía del gusto de la mujer que practicase tal acción. Por tanto, las bolas chinas estimulaban diferentes puntos de las cavidades tanto anales como vaginales. Sin embargo, hoy en día se fabrican con silicona y por tanto son las más silentes, además que vibran con cada uno de los movimientos de tu cuerpo y lo estimulan, dándole un masaje y también ejercitando a los músculos vaginales; a decir verdad, las bolas actuales pueden usarse durante varias horas.


Vibrador en forma de huevo: esto tiene que ver con un vibrador que tiene forma de huevo, y con una textura muy sedosa y también un pulido que lo hace aún más fino. Así, cuenta con un control remoto que es bastante pequeño el cual posee siete diferentes intensidades de vibración. Este control lo puede tener bien la mujer que lo use como también la pareja de ella, por lo que es precisamente ahí cuando el juego comienza, puesto que ver a la pareja cómo tiene diferentes orgasmos o cómo va incrementando su deseo es uno de los mejores afrodisíacos que existe en una relación sexual.


De otro lado, este control remoto puede durar hasta a unos ocho metros de distancia, por lo que si tienes algún deseo fetichista, puede servirte como para alejarte de ella y verla como siente todo este placer siendo tú un espectador más de su deseo. Además, también existe la posibilidad de que se “conecte” con el celular puesto que si te llaman en tales momentos puedes sincronizarlo para que comience a vibrar


La bala vibradora: tiene cuatro diferentes intensidades y sirve básicamente para estimular los pezones y el clítoris. Sin embargo, también se puede introducir en la vagina. Este es un juguete bastante chico y por tanto, discreto, hecho de plástico que ofrece una textura bastante sedosa. Además, ten en cuenta que se puede añadir un segundo juguete para que se pueda obtener un placer con dos vibradores al mismo tiempo.


Finalmente, solo me queda por comentarte que si has decidido aprovechar las herramientas tecnológicas para comprarte un juguete sexual como estos, pues enhorabuena. Las mujeres tenemos todo el derecho de experimentar con nuestra sexualidad y por tanto, llevarla a sus límites.




martes, 26 de agosto de 2008

¡Mantén los ojos abiertos!

"El Monje Zuigan solía empezar cada día diciéndose a sí mismo en voz alta: Maestro, ¿estás ahí?
Y se contestaba:
-Sí, señor; aquí estoy.
Y entonces decía:
-¡Mantén los ojos abiertos!
A lo que se replicaba:
-Sí, señor; lo haré.

Luego seguía:
-Ahora, presta atención al exterior y no dejes que te engañen.
Y se contestaba:
-¡Oh! ¡No, señor! No lo haré, no lo haré.

La meditación no puede ser parcial; debería ser un esfuerzo continuo. A cada momento has de estar alerta, ser consciente, meditativo. Pero la mente utiliza un truco: meditas por la mañana y luego te olvidas; o rezas en el templo y luego te olvidas. Entonces regresas al mundo completamente inconsciente, sin meditación alguna, como si fueras un sonámbulo. Este esfuerzo fragmentado no vale mucho. ¿Cómo puedes meditar durante una hora si has estado en un estado no meditativo durante las otras veintitres horas del día? Es imposible. Es imposible volverte, de súbito, meditativo durante una hora. Simplemente te engañas a ti mismo.


La conciencia es un continuo, es como un río fluyendo constantemente. Si eres meditativo durante todo el día, a cada instante… solamente cuando seas meditativo durante todo el día, podrás florecer. Lo primero es eso.


Esta anécdota zen parece absurda pero está preñada de significado. El maestro, el monje, solía preguntarse a sí mismo invocando su propio nombre. Eso es lo que significa "meditación": llamarte a ti mismo. Decía: "¿Estás ahí?" y se replicaba a sí mismo: "Estoy aquí". Eso es un esfuerzo, un esfuerzo cumbre, por mantenerte alerta. Puedes utilizarlo, te será de gran ayuda. De repente, caminando por la calle, puedes llamarte por tu propio nombre: "¿Estás ahí?" De repente, dejas de pensar y has de contestar: "Sí, estoy aquí". Eso te centra. Cuando el pensar se detiene, estás en meditación, alerta.

Este llamarse a uno mismo es una técnica. Al irte a dormir, al apagar la luz por la noche, pregúntate de improviso a ti mismo: "¿Estás ahí?". Y en esa oscuridad, al aparecer la atención, te conviertes en una llama y desde dentro contestas: "Sí, estoy aquí".

Y luego este monje solía decir: "¡Mantén los ojos abiertos!". Sé sincero, sé auténtico, no juegues ese juego. Él solía decirse a sí mismo: "¡Mantén los ojos abiertos!" y se replicaba: "Sí, me esforzaré todo lo que pueda".

Toda nuestra vida es un perder el tiempo. Y lo puedes hacer porque no eres consciente de cómo desperdicias tu tiempo, de cómo desperdicias tu energía. No eres consciente de cómo desperdicias la vida. Está yéndose por el desagüe. Todo se va por el desagüe. Únicamente cuando la muerte se presenta, te vuelves consciente, alerta. ¿Qué has estado haciendo hasta ahora? ¿Qué he hecho con mi vida? He perdido una gran oportunidad. ¿Qué hacía por ahí perdiendo el tiempo? No estaba en mis cabales. Nunca me paré a reflexionar sobre lo que estaba haciendo.

La vida no está sólo para deambular por ella; está para que alcances un cierto punto en tu profundo interior. La vida no se encuentra en la superficie, en la circunferencia; está en el centro. Y aún no has alcanzado ese centro. ¡Mantén los ojos abiertos! ¡Ya has desperdiciado suficiente tiempo! Mantente atento y date cuenta de lo que estás haciendo. Y, ¿qué estás haciendo? ¿Buscas ganar dinero? Al final, en último término no sirve de nada. Es otro juego, el juego del dinero. Tienes más que los demás; te sientes bien. Los demás tienen más que tú; te sientes mal. Es un juego. Pero, ¿qué significado tiene? ¿Qué ganas jugando? Aunque tuvieras todo el dinero del mundo, en el momento de tu muerte morirás como un mendigo. De modo que todo el dinero del mundo no puede hacerte rico. Los juegos no pueden hacerte rico. ¡Abre los ojos!.

Unos buscan poder, prestigio; otros buscan sexo; otros buscan otras cosas. Todo es un juego. A menos que contactes con el centro de tu ser, todo es un juego. Superficialmente sólo existen juegos; en la superficie solamente hay olas y en esas olas tan sólo sufrirás e irás a la deriva. No podrás anclarte en tu yo. Por eso él tenía que decir: "¡Mantén los ojos abiertos!". Estaba diciendo: "No juegues juegos. Ya es suficiente, ya has jugado suficiente. Deja de hacer el tonto. Utiliza la vida para anclarte, utiliza la vida para enraizarte, utiliza la vida como una oportunidad para alcanzar a Dios. Estás sentado fuera del templo, sentado en los escalones, jugando, y lo supremo está aguardándote justo detrás de ti. Llama y las puertas se te abrirán…". Pero no tienes tiempo si no es para jugar.

"¡Mantén los ojos abiertos!", significa: recuerda lo que estás haciendo y por qué lo estás haciendo. Aunque triunfes ¿qué es lo que alcanzarás? Ésta es la palabra: siempre que un hombre triunfa en esos estúpidos juegos, se da cuenta por primera vez de que todos ellos han sido un sinsentido. Solamente aquellos que nunca tienen éxito continúan jugando el juego. Aquellos que triunfan, de súbito se vuelven conscientes de que no han obtenido nada. Pregunta a un Alejandro, pregunta a un Napoleón, qué han alcanzado.

Se dice de Alejandro que antes de morir les dijo a sus hombres:


-Cuando paseéis mi cadáver por las calles dejad que mis dos manos se vean colgando. No las cubráis.

Eso era algo extraño, nadie era llevado de esa forma. La gente de su corte no pudo comprenderle y por eso le preguntó:

-¿Qué quieres decir? Eso no es lo acostumbrado. Se suele tapar todo el cuerpo… ¿Por qué quieres que tus dos manos sobresalgan?

Alejandro les replicó:

-Quiero que se sepa que he muerto con las manos vacías. Todo el mundo ha de verlo; nadie debería tratar de ser otro Alejandro. He ganado mucho y no obstante no he ganado nada. Mi reino es grande, pero todavía soy pobre".

Osho, Vida, amor y risa
http://osho-maestro.blogspot.com/

Green Porno o Porno Ecológico. Erotismo y pornografía en El Diván Rojo TV.

El programa de mañana miércoles 27 de agosto a las 10 pm por Telemedellín será sobre Erotismo y Pornografía.

Para irnos adentrando en materia, les presento los siguientes videos que han sido catalogados como Green Porn o Porno Ecológico. El primero fue desarrollado por Greenpace para concienciar a la humanidad sobre la tala de árboles y el segundo fue realizado por la famosa actriz Isabella Rosellini, la hija de Ingrid Bergman y Roberto Rosellini, la ex de Martin Scorsese, que junto a otras representaciones de escenas sexuales de la naturaleza participó en el Sundace Festival.

La pregunta es: ¿Pornografía o erotismo?, ¿Pornografía y erotismo?, ¿Pornografía vs erotismo?

Forest Love – Greenpace




Amantis (Green Porno) - Isabella Rosellini


Me imagino que alguna vez habían pensado en una naturaleza eXótica, ¿eRótica? Lo mejor de todo ello y que me parece un punto envidiable, es que pueden vivir una erótica y sexualidad sin represiones.

Estos videos se suman a la campaña de El Diván Rojo: No a la erosión, si a la erección. No a la erosión, si al erotismo. Si crees que el erotismo también puede contribuir al medio ambiente, apoya esta campaña, ingresando al Facebook de El Diván Rojo, afiliándote a esta causa.


Mis post rojos relacionados:

Reflexión sobre la represión sexual.
Campaña: Protege el medio ambiente, Dí no a la erosión si al erotismo.
Apaga la luz eléctrica y prende la llama de la pasión. Hoy Earth Hour.
Campaña: Protege el medio ambiente, tatúa a tu pareja, no al árbol.
Campaña: Protege el medio ambiente, no botes los condones al sanitario.


Psicóloga Alejandra Quintero R.

La soriasis

Al acompañar a mi amigo Ramón al dermatólogo, tuve acceso a información en la que no había reparado hasta ese momento. Y es que hay muchos casos en que una persona se distancia de las esferas sexuales no sólo porque es víctima de una disfunción eréctil o de una fobia sexual o de una profunda introversión, sino porque su piel está afectada por alguna enfermedad o padecimiento. En el caso de mi amigo, su problema pasaba por un rebelde acné que, a sus poco menos de treinta años, aún no había logrado erradicar con éxito. Esto le imposibilitaba desenvolverse con normalidad en su trato con el sexo puesto y hacía todo lo que le indicaba el dermatólogo, sin embargo, parecía no haber sido suficiente. El hecho es que, mientras estábamos en el consultorio con el médico, Ramón tuvo que salir un momento porque recibió una llamada urgente a su móvil, momentos en los cuales puede conversar con su dermatólogo. Fue en ese momento que me enteré que el caso de ramón pasaba más por el propio stress de no poder acercarse a una mujer con confianza, lo que hacía de su acné un problema de difícil solución.



Imagen tomada de wikipedia


Pero eso no fue lo más interesante de mi conversación sino la revelación de otros padecimientos más severos con los que algunas personas deben lidiar y prácticamente renunciar a una vida sexual decorosa y no se diga en otros ámbitos. Este era el caso de las personas que padecen soriasis. Esta enfermedad que produce descamaciones de la piel, trae consigo tantos o más problemas que el acné facial.



Por ejemplo, imaginemos que conocemos a una persona del sexo opuesto, al parecer sano o sana, por lo demás perfectamente normales en su trato, en sus temas de conversación. Se va avanzando en la relación y llega el momento de auparse en el acto sexual, pero al desnudarse, vemos que tiene gran parte de su superficie epitelial completamente enrojecida, descamada y en muchos casos lacerada. Evidentemente se trata de un escenario en que el amor no podrá triunfar por más puro que sea porque en nuestra mente el dibujo de la perfección corporal está muy enquistado. Y ya no hablamos de cotas celestiales de perfección sino de formas mínimamente humanas que se cataloguen como normales. En tal sentido, es fácil imaginar la soledad y la frustración que pueden sentir estas personas.


El diario internacional de dermatología, refiere que el 40 % de los pacientes que padecían soriasis, admitieron que sus vidas sexuales habían empeorado y sólo a partir de que aparecieron los primeros síntomas. Ya se deben imaginar lo que sucedió en las siguientes etapas de esta enfermedad. La soriasis aparece entre los 20 y 40 años de edad generalmente y en forma de enrojecimiento de la piel, con una placa plateada por encima que consiste en escamas de la piel que se agrupan y que son fácilmente desprendibles. Son apariciones simétricas y de bordes bien definidos que presentan un volumen que se diferencia de las zonas donde la piel está sana. La piel se pone rígida y se advierte una restricción en la movilidad por la tensión que ejercen las escamas sobre el estiramiento típico de una piel sana. Esto hace que se la piel se fisure con facilidad ante movimientos o incluso contacto con la ropa, dependiendo de la gravedad de cada caso. Luego, la enfermedad se hace crónica y sus síntomas clínicos tienden a desaparecer y aparecer en el tiempo.



Imagen tomada de Wikipedia


Esta enfermedad puede aparecer en diversas zonas del cuerpo y la zona genital no es una excepción siendo el tratamiento un tanto complejo dependiendo de cada caso. Se hace generalmente en base a cremas de uso tópico pero diferenciado las que tienen esteroides de las que no lo tienen. Esto es porque los esteroides de estas cremas tienen el potencial de curar pero también de irritar la piel, situación que casi siempre depende tanto de la dosis como de la resistencia de cada individuo al tratamiento. Por tanto, el tratamiento se hace de manera paulatina y en pirámide ascendente. Algunos compuestos de vitamina D y retinoles, utilizados en el tratamiento de la soriasis, casi nunca se usan en el área genital cuya piel es más sensible que la del resto del cuerpo o se usan en dosis mínimas y nunca en pliegues de la piel como el prepucio o las nalgas interiores. Otro tratamiento que se utiliza es con baños de luz ultravioleta, pero siempre restringidos a áreas inguinales y nunca al pene o escroto del paciente por el riesgo de que desarrolle cáncer de piel. Esta enfermedad no es contagiosa y su tratamiento puede incluir los servicios de un psicólogo.




lunes, 25 de agosto de 2008

La vida sólo conoce un tiempo: el ahora

"En realidad, la vida siempre es nueva, fresca. Tan fresca como las gotas de rocío bajo el sol del amanecer cayendo sobre las hojas del loto, tan fresca como las estrellas, tan fresca como los ojos de un bebé recién nacido, tan fresca como la canción que cantan los pájaros ahora mismo.

La vida sólo conoce un tiempo: el ahora".

Osho, El ganso está fuera
http://osho-maestro.blogspot.com/

Viagra, ¿la pastilla del amor?

La disfunción eréctil (DE) es una condición en la cual el pene no se endurece lo suficiente como para conseguir la penetración cuando un hombre está sexualmente excitado, o bien no puede conservar una erección.


El tratamiento de la DE mejoró notablemente con la aparición del Viagra. La droga ayuda a tener y mantener la erección, facilitando el control de la misma. Pero es necesario tener en cuenta que no incrementa el deseo sexual, simplemente ayuda a mantener la erección a partir de la excitación.


En aquellos casos en que la causa de la DE es puramente psicológica, restituye la confianza, por lo cual muchas veces se indica y luego de un tiempo se va reduciendo la dosis porque la pastilla ya no es necesaria.


Sucede pues que muchas veces la reanudación de la actividad sexual se produce más por la recuperación de la autoestima que por los efectos fisiológicos de la la píldora azul’. Y esto ocurre cuando se considera que la erección es la prueba de la masculinidad. Cuando el hombre tiene la impresión de que la potencia es un “rendimiento” que se espera de él, que se le exige y reclama, sobre todo cuando la exigencia procede de la pareja.


La imposibilidad de erección puede hacer presuponer una falencia que generalmente ocasiona el abandono de las relaciones sexuales, en todas sus formas. Para estos hombres, no poder tener una erección es una frustración de orden existencial. Cuando toman la pastillita mágica pueden sentir que vuelven a tener un pene, lo cual se equipara a sentir que vuelven a ser hombres. Y este pasa a constituirse en el mayor beneficio del sildenafil,: la restitución del ser.



La masculinidad se simboliza con el falo. Y el falo tiene valor en estado de erección. El falo significa poder, entre otras muchas cosas. En cierto sentido, podemos decir que el pene, tal cual, no existe. La importancia del concepto va más allá de lo fisiológico, por relevante que éste sea.


Cuando un bebé nace, la primera comprobación a la que es sometido, además de si respira, es la de si es niño o niña. Es decir, la comprobación es genital. El atributo biológico parecería ser suficiente para determinar la potencia fálica en general.


Si hay pene, con tan sólo unos instantes de vida, el varón se hace acreedor de las primeras pleitesías y tributos que hacia su viril miembro recibirá a lo largo de su vida.


En la cultura occidental, el tener pene define el ser hombre. Tanto para el varón que lo porta como para la mujer, a quien le falta. La diferencia anatómica de los sexos se establece simbólicamente por la primacía del falo. Esto determina que sea tan penosa la impotencia para un hombre. Significa impotencia de ser!.


Además, la optimización del goce sexual está dada por la culminación de la relación sexual en el coito. La angustia y ansiedad en la pareja por la imposibilidad de penetración genera insatisfacción y conflicto. Así es como viene a restituir la función salvadora el Viagra, reubicando a la sexualidad como expresión del amor.


Pensemos entonces, ¿qué amor?. El ser humano remite siempre, más allá de sí mismo, hacia algo que no es él, o hacia alguien; hacia un sentido o hacia un semejante con el que se encuentra. Y se realiza a sí mismo en la medida en que trasciende: al servicio de una causa o en el amor a otra persona. El hombre sólo es plenamente él mismo cuando se pasa por alto y se olvida de sí mismo.


En este contexto, el encuentro es una relación con un semejante en el que se reconoce a éste como ser humano. Hace a la actitud esencial del hombre que el semejante nunca sea degradado a simple medio para un fin. Ahora bien, parece que el amor supone un paso más respecto al encuentro, ya que no se limita a acoger al semejante en su condición humana, sino además en su unicidad y singularidad o, lo que es lo mismo, como persona. Porque la persona no es un ser humano como los otros, sino diferente de los otros, y en esta diferencia resulta ser algo único y singular. Y sólo cuando el amante acoge al amado en su unicidad y singularidad, éste se convierte para él en un tú.


Cuando nos referimos al Viagra como la píldora del amor, no nos referimos a este amor. Si bien una de las mayores preocupaciones concientes y manifiestas es la satisfacción plena de la pareja, como vimos. No tiene que ver con sentimientos ni con vínculos, ni con la elección de parteners para la relación sexual. Tiene que ver con el narcisismo. Narciso, es un personaje tomado como modelo del amor a uno mismo. Algo de narcisismo es necesario para todos nosotros, nos permite vivir, progresar y luchar contra las adversidades de la vida. Cuando este narcisismo se sostiene en una creencia irracional que reemplaza al todo por la parte, la herida que puede producir la caída de esa creencia puede ser fatal. En este caso, la creencia irracional daría cuenta de la ecuación hombre = pene erecto; o amor = sexualidad = coito. Entonces, Viagra, la píldora de qué…? ¿De qué amor? En todo caso, del amor a sí mismo, que necesita reconocerse como potente y viril para ser luego reconocido como tal por los demás. El amor pues tiene que ver siempre con la necesidad de ser reconocido por otros, es una necesidad narcisista primordial. Es universal y no desaparece jamás. Ésta es la búsqueda.




Fotos:


· Mural de Mercurio en Pompeya


· Escultura de Can Ginebreda




domingo, 24 de agosto de 2008

asdf

sdfg










Los peligros del sexo

Las enfermedades de transmisión sexual mejor conocidas como la sífilis, la gonorrea, los chancros, los granulomas inguinales y la vaginitis, están causadas por bacterias. Todas pueden tratarse con antibióticos. Sin embargo, algunas infecciones de transmisión sexual –léase herpes y SIDA- están causadas por un virus. Desgraciadamente, los virus no pueden ser erradicados por los antibióticos. Por otra parte, los progresos científicos han permitido que el gran público sea consciente de que algunas infecciones virales no genitales, como la hepatitis, pueden transmitirse de una persona a otra durante las relaciones sexuales. Otra faceta particularmente peligrosa de las enfermedades de transmisión sexual es que varias de ellas pueden hacer a los individuos más susceptibles al SIDA. Entre estas están el herpes y las verrugas genitales, ambas de carácter vírico. El herpes genital o HSV 2 es una infección viral contagiosa. El HSV 1 produce generalmente dolores en la región de la boca aunque también puede crear infecciones genitales. La atención pública sobre el herpes ha disminuido en los últimos años debido probablemente a que las personas se angustian al menos ante una figura más apocalíptica como el SIDA.



Imagen tomada de Flickr por lelioneto


Aparte de eso, los estudios ya no indican al herpes como contribuyente significativo al cáncer cervical. También son muchos los que han conseguido mejorar gracias a tratamientos que aceleran la curación y reúnen los síntomas. La primera infección puede estar señalada por dolores en el pene o en la vulva, el interior de la vagina, la región anal o quizás, en otros lugares del cuerpo. Los síntomas pueden incluir fiebres y dolores.




El virus continúa viviendo en el interior de la células nerviosas y puede producir recurrencias que tienden a ser más ligeras que el primer ataque. Algunas personas padecen de seis, siete e incluso más recurrencias en un año y otras no tiene síntomas o muy ligeros durante la primera vez ni ninguna recurrencia. Cuando aparecen los síntomas suelen ser dolor o comezón en la zona genital, los glúteos o las piernas y ya se puede trasmitir la enfermedad a compañeros sexuales. El herpes se convierte en enfermedad grave en los recién nacidos, contagiados por la madre y en las personas con el sistema inmunológico deprimido como los enfermos de SIDA.


Las verrugas genitales, conocidas también como condiloma acuminata, están producidas por un grupo de virus llamados virus del papiloma humano o VPH. Es una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes en todo el mundo. Prácticamente la mitad de las mujeres con esa infección carecen de síntomas visibles, otras tiene verrugas pequeñas y duras en los labios de la vagina o en su interior, el cuello del útero o alrededor del ano. Los hombres suelen tenerlas sobre la cima del pene, aunque les pueden llegar a aparecer en cualquier parte de la zona genital o en la boca. La transmisión de este virus está directamente relacionada con el cáncer de cuello uterino de la mujer y hay evidencia sólida que hace pensar en que puede relacionarse con el cáncer de pene. La terapia normal para las verrugas genitales supone destruir el tejido verrugoso utilizando técnicas como la cirugía, la congregación, la quemadura o el láser pero más de la mitad de los pacientes pueden tener recurrencias. El fallo de los tratamientos consiste en no poder erradicar el virus que continúa viviendo en los tejidos aparentemente normales.



Imagen tomada de Flickr por mondale


El citomegalovirus es la infección viral más común transmitida a fetos y recién nacidos. El virus, rara vez produce consecuencias graves, excepto en individuos con desequilibrio en el sistema inmunológico o niños de corta edad. Los recién nacidos pueden adquirir complicaciones que pongan en peligro sus vidas o problemas durante su crecimiento, como sordera, retraso mental, problemas de aprendizaje, ceguera o epilepsia entre otros. Los niños con mayores riesgos son los que nacieron durante la primera infección de citomegalovirus de su madre. Como la mayor parte de las mujeres no tiene síntomas, es muy difícil determinar cuando existe una infección activa. Algunas pueden mostrar síntomas ligeros, como hinchazón de las glándulas linfáticas, fiebre y fatiga. El mejor consejo para una mujer embarazada es que eviten tener nuevos compañeros sexuales durante ese período. En cualquiera de los casos, las personas deben estar conscientes de que estas enfermedades no distinguen razas, ni sexos y pueden contraerse en cualquier momento por lo que la prevención más que un método debe convertirse en un estilo de vida. De cualquier manera, la mayoría de las enfermedades infecciosas se pueden combatir con antibióticos pero hay que escudarse bien de las víricas porque algunas ni siquiera tienen cura.




sábado, 23 de agosto de 2008

Es mejor ser ignorante y tener ojos que poseer muchos conocimientos sobre la luz y ser ciego

Osho, tengo todos los títulos que pueden conseguirse en una universidad. ¿Por qué sigo siendo tan ignorante?

"El conocimiento no tiene la capacidad de dispersar la ignorancia. El conocimiento es un falso fenómeno. No es, en absoluto, sabiduría. Es simplemente lo opuesto a ella.

El conocimiento es prestado; la sabiduría es la flor de tu ser más profundo. Puedes pedir prestada una flor de plástico, pero si quieres verdaderas rosas tendrás que hacerlas crecer en tu ser más profundo. Ninguna universidad puede ofrecértelas, ninguna escritura puede dártelas, la erudición no puede proporcionártelas. Todo eso no sirve de nada, pero durante miles de años así se ha estado engañando a la gente. Sí, pueden hacer de ti un erudito, pero "poseer conocimientos" es una cosa y "saber" es otra totalmente diferente.

Un ciego puede adquirir conocimientos sobre la luz, pero no conoce la luz, no la ha experimentado. Podrá acumular todo tipo de información sobre ella, filosofar, sistematizarla, podrá escribir grandes tratados sobre ella, pero no habrá gustado la alegría de la luz, no habrá visto un solo rayo de luz, no habrá contemplado un arco iris, ni los colores de las flores, ni las alas de una mariposa. No habrá visto el verdor de los árboles, ni las estrellas, ni el sol, ni la luna. No conocerá nada de todo eso. Y lo que habrá acumulado habrá sido, simplemente, basura.

Es mejor ser ignorante y tener ojos que poseer muchos conocimientos sobre la luz y ser ciego.

Pero las universidades existen específicamente para ese propósito. Ninguna sociedad quiere que te vuelvas sabio: eso va en contra de sus intereses. Si eres sabio no se te puede explotar. Si eres inteligente no se te puede someter, no se te puede obligar a vivir una vida mecánica, a vivir como un robot. Tendrás tu opinión, manifestarás tu individualidad. La fragancia de la rebelión te envolverá; querrás vivir la libertad...

Por eso, en todas las épocas, las sociedades han estado proporcionándote un falso "saber". Ésa es la función de tus escuelas, de tus colegios, de tus universidades.

No te sirven a ti, recuérdalo. Sirven al pasado, a los intereses establecidos. Y, evidentemente, van haciendo que tu ego se sienta cada vez más y más grande; te van atiborrando de títulos. Tu nombre se va haciendo cada vez más y más largo... pero sólo tu nombre. Tú te vas acortando cada vez más. Y llega un punto en el que sólo eres tus títulos; el hombre ha desaparecido. Primero es el hombre el que ostenta los títulos; después son los títulos los que definen al hombre. El hombre yace muerto".

Osho, El ganso está fuera

dfh

dfgh

No se requiere ningún esfuerzo para ser extático, y se requiere un gran esfuerzo para ser miserable

"El éxtasis es nuestra propia naturaleza;
no ser extático es simplemente innecesario.
Ser extático es natural, espontáneo.
No se requiere ningún esfuerzo para ser extático,
y se requiere un gran esfuerzo para ser miserable.
Es por eso que te ves tan cansado,
porque la miseria es realmente un trabajo arduo;
mantenerlo es realmente difícil,
porque estás haciendo algo contra la naturaleza".
Osho

Motivos sanos e insanos para tener un hijo

Hoy en día tener un hijo es algo para lo que nos podemos y debemos formar y entrenar. Ya existen cursos de preparación al parto, escuelas para padres, incluso programas de televisión que nos dan alguna que otra pauta para afrontar con positividad la paternidad y el cuidado de los más pequeños. Pero, ¿cómo saber si uno ya está listo para tener un hijo?, ¿cómo instruirse para saber si se desea realmente traer un nuevo ser a la vida, y lo que es más importante si se hace por los motivos adecuados?.


Las razones por las que la humanidad se reproduce de forma elegida pueden ser de lo más heterogéneas, y todo hay que decirlo, a veces de lo más irracional o incluso perjudicial. Aunque parezca mentira, y no esté bien visto decirlo, las motivaciones que esconden algunos papás y mamás para dar la bienvenida a un bebé en ocasiones son puramente egocéntricas y se sustentan en emociones, cuando menos discutibles.


No sólo es conveniente elegir el momento en que la pareja va a engendrar un hijo, también es esencial escoger un motivo sano, detenerse a pensar qué cambio trascendental va a conllevar su decisión y concederse mentalmente el tiempo necesario para meditar en ello. Hay quienes tan sólo esperan a que se despierte en ellos el instinto paternal, otros se lo plantean por aquello de “ya me toca”, “ahora o se me pasa el arroz”, y otros acceden presionados a empezar a convivir con pañales y chupetes por agradar al compañer@. La realidad es que la llegada de un bebé supone un ejercicio de gran responsabilidad que merece analizar qué puede haber detrás de algunas razones para ser padre, y si éstas son sanas o insanas.




  • Tener un hijo por complacer a la pareja o a otros familiares es un error. Si bien es verdad que los dos miembros de la pareja no tienen por qué sentirse motivados a ser padres en la misma medida, también lo es el hecho de que es conveniente que al menos estén dispuestos a serlos por “motu propio”. Si uno de los dos impone o fuerza al otro a dar este paso, no sólo puede perjudicar a la estabilidad de la pareja, sino además al futuro hijo. Todo aquello que se hace para buscar la aprobación del otro o evitar desacuerdos, sin que se comparta o se esté convencido realmente, a medio y largo plazo creará más problemas, pues el padre coaccionado puede acabar sintiéndose inhibido en los cuidados del recién nacido.



    A veces el más reacio a ser padre puede necesitar más tiempo para acabar proyectos personales o profesionales, o no estar tan decidido
    porque ya tiene hijos de un matrimonio anterior, o mostrarse inseguro porque prevé que el pequeño le restará libertad. Todas estas cosas pueden hablarse con la pareja y negociar tiempos, pero no pueden ignorarse por complacer al cónyuge o cubrir las expectativas de los futuros abuelos que piden un nieto.

  • Tener un hijo “porque toca” es peligroso. Ni por patrones culturales, ni por los biológicos si quiera, es sano adentrarse en esta aventura a marchas forzadas sin tenerlo claro y exclusivamente porque “todos mis amigos ya están cambiando pañales”, “tengo 36 y se me va a pasar la edad”, “tengo que asentar la cabeza y formar una familia como me dicen todos”. Es comprensible que la mujer una vez avanzada la treintena empiece a tomar conciencia de que no siempre estará en edad fértil, pero de ahí a buscar apresuradamente un candidato a padre, o castigarse por no ser madre va un trecho. Afortunadamente en la actualidad existen multitud de tratamientos que prolongan la edad a la que las féminas pueden dar a luz, ademáersonal y sus propias creencias, que no tienen por qué coincidir con las de la mayoría de la sociedad (amigos, parientes y conocidos). Por eso, no es “¿ya toca?” sino “¿es mi momento?” la pregunta que tendría que preceder a esta decisión.


  • Tener un hijo para superar una crisis. Ser padres es una decisión que ha de ser tomada desde la estabilidad, la tranquilidad y la armonía, no es un parche que se aplica para solucionar una depresión, un problema familiar o el hastío de la pareja. Digamos que dar vida a un ser es la consecuencia de la felicidad en pareja, el reflejo de un estado positivo, no es la barita mágica que disolverás de contar con la posibilidad de la adopción. Cada persona tiene sus circunstancias, su bagaje p las tensiones. No se puede depositar en el bebé la distorsionada e injusta expectativa de que llegará para limar asperezas.

  • Tener un hijo para dejar descendencia o transmitir genes. Un hijo es mucho más que la prolongación de los padres, es un ser con vida, personalidad y oportunidades propias. Si se persigue únicamente perpetuar una parte de sí mismo o dejar un legado al mundo, se puede caer en el grave error de intentar que los hijos sigan la trayectoria personal en lugar de ayudarles a descubrir la suya propia.

  • Todo lo expuesto hasta aquí nos lleva a preguntarnos: “y entonces qué tipo de motivaciones podrían ser calificadas de saludables para dar la bienvenida a un bebé?”. No existe la razón correcta universal, pero procura que detrás de la tuya se encuentre el anhelo de vivir nuevas experiencias, de enseñar el mundo al recién llegado y redescubrirlo a través de sus ojos, de compartir valores y emociones nuevas, de comprometerte en un proyecto con tu pareja, de crear una familia, o el simple deseo de dar amor.Foto1: 317

    Foto2: mysol




viernes, 22 de agosto de 2008

El cariz sexual del tango

Era indescriptible la emoción de mi amigo Carlos, luego de su primera lección de tango, misma que había tomado con total incertidumbre y prácticamente obligado por las circunstancias. Sucede que, obligado por el atributo de la cacería que asiste a todo hombre soltero, joven y con niveles de testosterona promedio, decidió perseguir a su musa inspiradora hasta donde ella fuera. Si entraba a comer a un restaurante de comida tailandesa, ahí iría Carlos a enfrentar su estómago con pulpos vivos y grillos fritos, si ella iba a la peluquería, pues Carlos tendría que tragarse su orgullo y hacerse la manicura o algún tratamiento facial propio de un metrosexual, y si Cristina, su musa, se matriculaba a clases de baile, él tendría que hacerlo también. Fue en estas circunstancias, cuando Carlos se matriculó en la misma clase de baile que Cristina y las lecciones no iban a ser fáciles pues se trataba de uno de los bailes más difíciles de dominar, pero también de los más sensuales y sexuales que se conocen. Sin embargo, serían motivo del primer contacto físico para ambos, contacto que terminó horizontalmente al cabo de pocos días.



Imagen tomada de Flickr por cmua


Mentiría si digo que pensando en esta anécdota caí en la cuenta de que el tango guarda una estrecha relación con el sexo. En efecto, esto no es un misterio y todo aquel que ha visto alguna vez el desarrollo de este baile, al menos grosso modo, sabe que los cuerpos no pueden ser indiferentes y, siendo honestos con ustedes, quien escribe tendría que ir tras su mujer si ella decidiese algún día tomar clases de tango pues ciertamente el espacio propio que toda persona tiene se ve más que invadido durante este baile.



Además, los movimientos eróticamente sinuosos y las miradas deseosamente establecidas entre la pareja de baile, hacen que esta danza sea prácticamente un preámbulo o una invitación explícita al sexo luego de culminada la sesión musical. El tango horizontal y sin más música que los exhalados por los ya calientes e hipotéticos amantes. ¿Vieron que rápido corre la imaginación? Pues a eso invitan estas escenas. La vestimenta es otro factor de peso en este baile. El hombre vestido formalmente, con trajes de caída impecable y una pulcritud propia del día de la juramentación de un presidente.


La mujer, de un vestido sugerente, con generosos espacios abiertos y el cabello recogido en irresistible moño, completa la erótica escena. El resto lo hacen los compases y la coordinación que debe existir entre ambos –casi escribo amantes- bailarines. Indudablemente, existe otro factor de mucho peso que asocia el tango al sexo en nuestras mentes y es el cine, factor que además encuentra nombre propio en el film El Último Tango en París, largo metraje de Bertolucci que rompió esquemas en su época –comienzos de los setentas- y que trajo mucha cola amén de las críticas del momento. En este film, el sexo toma otro vuelo, más allá de sus fronteras naturales de procreación y no digo placer. Se nos presenta más bien como un catalizador, una suerte de medicina o de tratamiento para la soledad, la tristeza, la adicción y la frustración propia de las desgracias que pueden ocurrirle a una persona durante su vida. El sexo bajo el rótulo máximo del anonimato que no se detiene a pensar en nombres o concepciones no deseadas, sino que quiere brillar por lo que es: una de las energías más poderosas de la naturaleza y que sólo puede ser controlada por su propia práctica y encausada por su intenso orgasmo.



Imagen tomada de Flickr por formfaktor


Todas estas consideraciones asientan una suerte de voyeurismo dentro del marco del tango, la diferencia cultural que separa a la gran mayoría de los espectadores respecto de las coordenadas sudamericanas de este baile hace también su trabajo y añade más leña al fuego del erotismo, dotándole de un matiz de misterio y de profunda curiosidad. Pero para el bailarín de tango es esto y más, es comunión con la pareja, una lectura de miradas y de anuncios corporales, propios de la ágil mente de Bruce Lee quien ya sabía lo que iba a hacer su oponente con sólo mirar sus hombros. El contexto histórico en que surge el tango tampoco puede quedar fuera de este análisis y nos señala que la marginalidad –en la que surgió este baile-, además de dotarlo de estos particulares pasos de baile, le salpicó ese atributo de prohibido que el sexo siempre degustó. Finalmente, consideremos que en el sexo, los movimientos coordinados también están presentes, los lenguajes de las miradas también y ni qué decir de la forma de abrazar a la pareja. En este contexto, las palabras salen sobrando y, si realmente logramos un contacto efectivo, el sexo se disfrutará tanto como un tango bien ejecutado.




jueves, 21 de agosto de 2008

Me gustaría cometer tantos errores como me fuera posible y seguir cometiéndolos hasta mi último suspiro, porque eso equivale a vivir

"Yo soy muy falible porque no soy un neurótico, no soy un psicópata, no soy un perfeccionista. Y amo mis imperfecciones... Amo este mundo porque es imperfecto. Es imperfecto y por eso está creciendo; si fuera perfecto estaría muerto. El crecimiento sólo es posible si hay imperfección. La perfección es un punto y final. La perfección es la muerte última. Entonces no puedes ir más allá.

Quisiera que, una y otra vez, recordaras que soy imperfecto, que el universo entero es imperfecto. Y amar esta imperfección, regocijarte en esta imperfección, es todo mi mensaje...

Una persona inteligente comprenderá que la vida es una aventura, una constante exploración a través del probar y equivocarse. ¡Ése es su atractivo! ¡Eso es lo que la hace interesante!...

No soy infalible... ni tampoco me gustaría serlo, porque eso es un suicidio. Me gustaría cometer tantos errores como me fuera posible y seguir cometiéndolos hasta mi último suspiro, porque eso equivale a vivir. Si eres capaz de cometer errores hasta tu último aliento, habrás conquistado la muerte".

Osho, El ganso está fuera

Tras la crisis, más unidos que nunca


Lo que no te mata te hace más fuerte”, oímos decir ante aquellas dificultades que, lejos de hundirnos, nos hacen resurgir con más tesón. ¿Es esto aplicable a las crisis de pareja?. Existe la creencia de que las tensiones en las relaciones de pareja pueden llegar a tal punto que o acaban disolviendo el vínculo, o terminan por renovarlo y fortalecerlo aún más, una vez se superan. “De todo se aprende” otros dirían, pues bien parece que esto podría adjudicarse de igual forma a los conflictos conyugales.


La primera clave para superar una crisis de pareja es contar con ella, no quedarnos anclados en el “esto no nos podía pasar a nosotros”, pues todos somos susceptibles de vivirlas en algún momento de nuestra historia emocional y afectiva, si bien es verdad que no todo el mundo las vive con la misma intensidad, ni las carga de ultimátum o amenazas que acrecientan la hostilidad y complejidad del asunto. Por eso, tener en mente que nadie está exento de verse envuelto en tal obstáculo marital, hará que probablemente se esté más atento a las señales o primeros indicios de malgaste o insalubridad de la convivencia.


Seamos honestos, estas crisis no aparecen de la noche a la mañana, ni son resultado del cambio brusco e inexplicable por parte de uno de los dos. Generalmente vienen precedidas de: disminución en la comunicación, ausencia de interés por lo que sucede o experimenta el compañero, deseo de aislarse o pasar más horas solos, pérdida de respeto y descalificaciones en las discusiones, prolongados silencios que duran varios días sin intercambiar palabra, cambios en el deseo sexual o frecuencia de los encuentros íntimos, pensamientos continuados de dejar la relación, sentimientos de decepción o desencanto por el otro, etc. Hemos de puntualizar que para que puedan considerarse signos de alarma han de darse de manera reiterada durante un tiempo, puesto que su ocurrencia puntual o circunstancial no se debe necesariamente a un problema de base. No hay que hacer oídos sordos a estas conductas, dejando que se resuelvan con el paso del tiempo por sí solas, pero tampoco es conveniente estar continuamente alerta y dramatizar cada vez que uno de los dos se muestre más distante o enfadado, ya que puede haber multitud de explicaciones ajenas y externas a la relación (estrés laboral, discusiones con otros familiares, alteraciones físicas por problemas objetivos de salud, etc.)



Otro factor importante para actuar de un modo u otro a la hora de afrontar positivamente esta situación es el hecho de que sea una crisis persistente, que prácticamente se haya solapado con la anterior o que lleve apareciendo periódicamente en el núcleo de la pareja. De ser así, ambos estarán más cansados y se sentirán más frustrados y desesperanzados para poder superarla. En este caso hemos de decir, con la mejor de las intenciones, que quizá es tiempo de solicitar ayuda profesional e intentar resolver los problemas por una vía distinta, dado que los medios empleados previamente no han arrojado sus mejores frutos.


Si en algunas de las líneas expuestas, te has sentido identificado y quieres abordar con éxito la crisis de pareja por la que estáis pasando, tal vez pueda servirte de utilidad seguir algunas de las recomendaciones que a continuación os detallamos:



  • Recuerda que el resultado de haberos perdido tiene que haber sido necesariamente haber tomado un camino erróneo. Si continuas atribuyendo la culpa a tu compañer@ únicamente, al azar o a la vida, difícilmente podrás asumir el gran papel que tienes para solucionar el problema. Deja de lamentarte y ocúpate. Pon un punto final a los reproches gratuitos y cuida escrupulosamente las formas en las que vas a pedir o corregir a tu pareja. Lo primero es empezar por establecer un diálogo sano en el que tiene que tener cabida la escucha activa tanto como las peticiones constructivas acerca de lo que te gustaría que cambiase el otro.


  • Tras varias semanas o meses pendientes de los agravios que tu pareja te infringía injustamente, te has entrenado en detectar a la más mínima cualquier pequeño detalle de él/ ella que te molesta, decepciona o entristece, potenciando la visión más negativa de la pareja. Por eso, es fundamental que compenses urgentemente el desequilibrio existente en tu percepción, comenzando por ejercitarte en registrar todos y cada uno de los gestos positivos que tenga tu compañer@ para contigo, por muy pequeños que sean, y por supuesto valorándoselos explícitamente (un gracias o un abrazo a veces bastan para reconfortaros en este sentido).

  • Aceptar a tu pareja tal cual es no tiene por qué ser un acto de resignación pasiva, sino una elección activa en la que asumes que él/ella tiene derecho a estar equivocado, o ser como es; y si decide cambiar debe ser su decisión, no consecuencia de tu coacción o por la simple necesidad de agradarte sin pleno convencimiento de lo que está modificando.

  • Si tras varios intentos por arreglar las discrepancias, tenéis la sensación de que apenas podéis comunicaros, es una buena ocasión, como os sugeríamos anteriormente, para plantearse la posibilidad de comenzar una terapia de pareja, donde un experto os facilite técnicas de negociación y pueda mediar entre vosotros. Acudir al especialista no es un síntoma de debilidad, ni de que las cosas estén acabadas, sino todo lo contrario, denota que tenéis la humildad suficiente para reconocer vuestros propios errores y déficit, y la motivación necesaria para buscar otros recursos que os ayuden a proteger y cuidar la relación de pareja por la que todavía apostáis.Foto1: Carlos Savoir

    Foto2: Ganathon




miércoles, 20 de agosto de 2008

El sexo, algo más que pasarlo bien

El sexo es un ejercicio básico que nos hace sentir bien a todos, es positivo para la salud y hay fuertes evidencias de que los beneficios que produce se extienden a los terrenos físico y emocional. Mientras que nadie puede aprobar las prácticas insanas, los médicos de hoy reconocen la importancia del sentido sexual para nuestras vidas. Para los hombres, la vida sexual ordenada ayuda a mantener su próstata en buenas condiciones. Esta glándula tiene dos funciones. La primera es proporcionar el fluido para la eyaculación y la segunda se refiere a ciertas bacterias que, están dispersas por el pene durante todo el día. La razón de que un hombre no coja infecciones de manera habitual se debe a que la próstata actúa como una barrera contra las bacterias. Los médicos han teorizado sobre los poderes de la próstata en relación a la lucha contra las bacterias, basándose en las observaciones clínicas de que un hombre puede padecer infecciones prostáticas debido a que esta se congestiona. Por obvias razones, practicar el sexo de forma regular es útil para prevenir ese tipo de congestión.



Imagen tomada de Flickr por paxeko


Respecto a las mujeres, las posibles ventajas para la salud de una vida amorosa activa incluyen el alivio de los dolores de espalda baja y los de síndrome premenstrual. Quizá la contribución más obvia a la buena salud es la manera en que el sexo alivia las tensiones. No sólo la tensión física producida durante el acto sexual sino las tensiones de la vida cotidiana, las que se desarrollan en nuestra mente y van manifestándose en el cuerpo. Hacer el amor implica un ciclo de tensión y alivio que se inicia cuando queremos. Los juegos sensuales que anteceden al acto elevan los latidos cardiacos mientras se calientan nuestros cuerpos y la piel se va haciendo más sensible al contacto de nuestra acompañante.


La sangre se va acumulando en la zona pélvica. En los hombres de produce la erección y en las mujeres la lubricación de la vagina y la erección del clítoris. Comprensiblemente, nuestro cuerpo interpreta estos cambios como tensión los cuales se alivian con el orgasmo. El control del peso es otro factor de salud que puede verse afectado por una vida sexual feliz.


Es cierto que el sexo y los alimentos son formas de gratificación física. Las personas acuden a los alimentos en busca de gratificación ante la ansiedad generada por una frustración, convirtiéndose en una emoción negativa. Por otra parte, los estudios sugieren que las personas que practican el sexo regularmente, tienden a ser menos obesas. Sin embargo no hay una relación causa-efecto. La obesidad puede conducir a una falta de sexo, aunque no haya sido producida por él. Respecto a las propiedades del cuerpo para quemar calorías, el viejo dicho de que un buen acto sexual quemaba 500 calorías resulta, probablemente, demasiado elevado. Naturalmente depende de su duración y también del entusiasmo de los participantes, pero es muy probable que consumamos el equivalente a cinco minutos de una actividad física tradicional a intensidad media. Durante el acto sexual nuestro corazón late más deprisa, respiramos más rápido y se incrementa la circulación. Sin embargo, la sesión sexual promedio no dura lo suficiente para que sirva como sustituto de una actividad aeróbica promedio. La falta de sexo, por otra parte, puede tener efectos nocivos sobre el corazón.



Imagen tomada de Flickr por dormilona


Los investigadores han establecido una relación directa entre las enfermedades coronarias y la soledad en un estudio efectuado con personas casadas y divorciadas, estableciendo que las enfermedades cardiacas afectan el doble a los divorciados que a los casados. Esto hace pensar que hay una base biológica para nuestra necesidad de relaciones humanas amorosas. De otro lado, para las mujeres, la vida sexual activa puede ayudarles a la prevención del riesgo de cierto tipo de cánceres. Las estadísticas demuestran que las monjas y otras mujeres que se abstienen del sexo son más proclives a padecer cáncer de seno, ovarios o útero que las que lo practican. La clave parece estar en la ovulación. Las mujeres que han tenido hijos y que, por lo tanto, han ovulado menos veces a lo largo de sus vidas que las que nunca tuvieron descendencia, suelen tener menos propensión al cáncer de ovarios, como les sucede a las mujeres que toman la píldora, que detiene la ovulación. Sin embargo, las mujeres sexualmente activas, deben precaverse contra el riesgo de cáncer cervical que es mayor, sobe todo en mujeres promiscuas. Todos estos beneficios físicos son sólo una gota de agua en comparación con lo que puede suponer de satisfactorio una vida sexual activa.